Ordóñez ha manifestado concretamente a COLPENSIONES, según recoge El Universal, que es “inaceptable” que medio año después de haber entrado en vigencia la nueva administradora de pensiones, sus directivos digan que “no es posible atender por el momento las solicitudes en trámite con el Instituto de Seguros Sociales (ISS).

El órgano de control señala que “después de tanta inversión de recursos, años de preparación, capacitación de personal y anuncios de COLPENSIONES informando que toda la logística operaría de manera satisfactoria, es inaceptable que hoy, a seis meses de su entrada en funcionamiento, sus directivos aseguren públicamente que no es posible atender por el momento las solicitudes en trámite con el ISS, ya que no cuentan con la información pertinente para proferir decisiones”, indica.

QUEJAS MÁS COMUNES

La Procuraduría explicó que la mayoría de las quejas de afiliados al sistema de COLPENSIONES tiene relación con el traslado de carpetas prestacionales. Agrega el organismo “la deficiente atención a los usuarios, las inconsistencias en las historias laborales, la falta de notificación de las decisiones judiciales y el incumplimiento de fallos y tutelas, entre otras, son parte del cúmulo de quejas”.

Finalmente, Ordóñez le recuerda al Ejecutivo en el escrito que en su momento se comprometió a crear una entidad moderna, eficiente y sin las deficiencias del Seguro Social, por lo que considera que “COLPENSIONES no puede continuar escudándose en las fallas de su logística para demorar los trámites de miles de usuarios que están a la espera de una decisión prestacional".