La evolución de este dato en los últimos trimestres ha sido claramente descendente, aunque en el segundo de este año se ha recuperado lige­ramente.

El estudio muestra que quienes tienen una antigüedad de carné inferior a 4 años deben soportar primas casi un 70% más elevadas en el seguro a terceros.  Además, las mujeres siguen pagando, en el segundo trimestre de 2018, por sus seguros en todos los tramos de edad, en todas las modalidades de seguro y en todos los kilometrajes (intensidad de uso) analizados.