ACCESO AL INFORME

En la edición del pasado año de este informe, España se alineaba con el resto de países al figurar la pérdida de beneficios como el principal riesgo. Este año, además, esta preocupación crece respecto al dato del 41% que se reflejaba en el informe anterior. Además, es de reseñar que las consecuencias de los programas de austeridad, que en 2014 figuraban como la principal amenaza para las empresas y que en 2015 baja al cuarto puesto, ahora en 2016 desaparece de la lista de los diez riesgos que más incertidumbre genera en las empresas españolas.

Nuevos riesgos

En el ranking de España aparecen por primera vez entre los diez primeros puestos los errores humanos, el desarrollo del mercado (volatilidad, intensificación de la competencia, estancamiento económico) y los riesgos macroeconómicos.

A nivel mundial, por primera vez el entorno de mercado competitivo y los incidentes cibernéticos figuran entre los tres principales riesgos de los negocios globales (la pérdida de beneficios sigue siendo el principal riesgo para las empresas a escala global por cuarto año consecutivo). Es, según la aseguradora, un cambio en el panorama del riesgo empresarial, que se inquieta cada vez más por otras contingencias más allá de los daños materiales.

“Las nuevas tecnologías, el aumento de la digitalización y el Internet de las Cosas están cambiando el comportamiento del cliente, las operaciones industriales y los modelos de negocio, lo que brinda un sinfín de oportunidades, pero también hace que se sea más consciente de la necesidad de que la respuesta a los nuevos desafíos nazca de la empresa en su conjunto”, afirma Chris Fischer Hirs, consejero delegado de AGCS. 

 

 

 

Noticias relacionadas

Los ciberriesgos se cuelan en el top 10 de las preocupaciones de los gerentes de riesgos

Las cautivas, el mejor remedio para dar cobertura a los riesgos no tradicionales

Las empresas europeas no están preparadas para hace frente a los riesgos emergentes