En el extracto enviado, del que se hace eco Fasecolda, se explica la labor de la Asociación de Aseguradores de Colombia por dirigir, desde principios de 2009, la estrategia de educación financiera, la cual busca la mejora de la percepción del riesgo entre los hogares y cuya iniciativa “se convirtió en un mandato oficial para todas las instituciones financieras, dándole a Fasecolda un importante apoyo que se traduciría en una expansión de los programas de educación por todo el país”.

Para brindar esta educación financiera, la asociación se ha apoyado en asociaciones público-privadas y mediante intervenciones basadas en talleres y programas de radio –cuyos impacto han sido evaluados y comparados con el análisis coste-beneficio-, ofreciendo ambos proyectos “educación sobre los riesgos a los que se enfrentan los individuos, las formas adecuadas de responder a cada uno de estos eventos, los servicios de seguro existentes y los términos y cuestiones básicas que necesitan saber sobre los productos de seguros”, se detalla.

El propósito del proyecto fundado por el Fondo de Innovación en Microseguros es ampliar la campaña de radio y medir cada uno de los métodos a través de una metodología conocida como evaluación de impacto. Finalmente, en el comunicado se expone que “el proyecto se desarrolla en cuatro fases: la primera es la fase de estudio y desarrollo, en la que se identifican los medios de comunicación que mejor se adaptan al perfil de la población objetivo y la capacidad de Fasecolda; durante la segunda parte se desarrollarán los materiales de capacitación; en la tercera fase se seleccionarán los indicadores de medición clave después de identificar el impacto deseado que necesita ser evaluado; en la última etapa, se realizará la evaluación para medir el impacto y la sostenibilidad de ambos métodos”.