En el debate participaron el presidente da Confederación Nacional de Seguros (CNseg), Jorge Hilário Gouvêa Vieira, y el presidente de la Federación Nacional de Seguros Generales (FenSeg), Jayme Brasil Garfinkel, entre otros expertos, como el diputado Armando Vergilio (PSDB).

LISTA EN EL PRIMER SEMESTRE DE 2013

Este último cree que si todo va bien, se puede aprobar la propuesta en el primer semestre de 2013. “La nueva Ley General de Seguros va más allá del cuello de botella esgrimido por las normas del mercado”. Así, se mostró convencido de que todas las audiencias públicas están colaborando en su reformulación que debe expresar la verdadera necesidad de la sociedad en tener una ley de seguro moderna, que no puede ser separada del marco reglamentario general. Según el diputado, hay una presencia excesiva del Estado en el sector, lo que dificulta el proceso de crecimiento del mercado. “Siempre he apoyado la autorregulación y no veo por qué este segmento no puede caminar por su propio pie”, enfatizó.

TRANSFORMACIÓN DE LA SUSEP EN AGENCIA REGULADORA

En su exposición, Hilário presentó algunos datos sobre el sector asegurador, confirmando el compromiso de la industria al desarrollo socioeconómico del país ya sea mediante la aplicación de las reservas técnicas en programas del Gobierno, el retorno a la sociedad en forma de indemnizaciones y beneficios o mediante la promoción de acciones enfocadas a ampliar y mejorar la relación con el consumidor. Además, mencionó algunas de las propuestas planteadas por el mercado asegurador con vistas al perfeccionamiento del PL, como dar mayor relevancia a la regulación, transformando la Superintendencia de Seguros Privados (Susep) en agencia reguladora.

También resaltó el marco regulatorio moderno y actualizado de Brasil en materia de seguros, citando la creación del histórico Instituto Brasileño de Reaseguro (IRB), su importancia para el crecimiento del mercado doméstico, y destacando la cobertura del Reaseguro. A su juicio, la ruptura del monopolio de reaseguros fue un hito que ha proporcionado la oportunidad para que el país alcance la capacidad global del mercado de reaseguros.

Afirmó además, que el mercado asegurador quiere ser compañero del gobierno y puso como ejemplo el seguro de Garantía para la realización de obras de infraestructura. No obstante, subrayó que esa intención enfrenta a algunas dificultades, y la creación de una nueva ley para regular el mercado sería una más: “Tenemos el Código Civil, el Código de Defensa del Consumidor. Este proyecto (3555/04) incrementará, sin duda, el precio del seguro”. También dijo que no ha visto respuestas a las necesidades y deseos del mercado de seguros en esta materia.

Cuestionado por el diputado Armando Vergíli sobre si la CNseg tiene un estudio específico sobre la ley del mercado de seguros de Brasil, el presidente informó de que la propuesta de la Confederación ya ha sido entregada al Ministerio de Hacienda y la Susep. “Es una ley que reforma la Susep, la transforma en un órgano independiente, con mandato y objetivos, es decir, un órgano moderno de regulación”.

Por su parte, el presidente de FenSeg mostró el bajo número de reclamaciones del sector asegurador, tanto las del Defensor del Pueblo como las de Procon-SP, lo que demuestra que las aseguradoras, incluso cuando se trata de millones de asegurados y otros tantos eventos, tienen garantizada la protección a los asegurados correctamente. Resaltó que la industria tiene buen funcionamiento y prueba de ello es la forma en que se comportó frente a la crisis internacional, que sirve como modelo para otros países, atraer inversiones y garantizar también la apertura de nuevos puestos de trabajo. De acuerdo a Garfinkel, el mercado de seguros es una competencia sana, que ofrece una gama de servicios y garantiza la confianza del consumidor en las aseguradoras.