La transparencia es uno de los beneficios con el que podrán contar los usuarios, debido a que todo lo que se acuerde en la conversación con el corredor de seguros, es lo que tendrá validez. Con esto se pretende evitar malentendidos en las coberturas o límites de los seguros. “Cualquier información referente a lo que se está asegurando que no se haya preguntado previamente no será motivo para no pagar una indemnización en caso de siniestro”, afirma Rodrigo Muñoz, gerente E-Commerce de SeguroSeguro.cl, en información de ‘Libre Prensa’.

Otro beneficio para las personas es que se introduce la posibilidad de que, en caso de no estar de acuerdo con la resolución de un pago por siniestro, los asegurados podrán recurrir a la justicia ordinaria para dirimir la controversia. “Un tribunal podría obligar a la compañía a pagar el siniestro independiente de los argumentos que podría presentar al cliente para no hacerlo”, revela.

De acuerdo al experto, otro punto importante de la ley es la libertad que otorga a los consumidores para revertir la compra en un límite de plazo de diez días. “Si durante la vigencia del seguro quieren renunciar a éste, sólo deberán pagar el tiempo que estuvieron cubiertos y no tienen obligación de costear nada más por terminar el contrato antes de tiempo”, comenta Muñoz.

En relación a los pagos de la prima, la ley da el derecho a la compañía a exigir judicialmente que se le pague la prima devengada hasta la fecha de terminación y los gastos de formalización del contrato, ya que según el experto muchos clientes dejaban de pagar los seguros y no tenía ningún efecto práctico para ellos.