La supervivencia de entidades pequeñas como la suya debe venir de la especialización y “diferenciarnos de las grandes aseguradoras con acercamiento a nuestros socios”. Asimismo, “las entidades pequeñas tendremos que modernizarnos, especializarnos y unirnos con otras de similares características, optimizando los esfuerzos bien a través de uniones de interés económico, bien constituyendo grupos mutuales, similar al modelo francés”.

 

¿Cuáles son los orígenes de la entidad?  A lo largo de estos cien años, ¿cuáles han sido los hitos más destacados?

La Unión de Conductores de Automóviles de Sevilla surge ante la necesidad de dar respuesta de forma solidaria a los riesgos que afectaban a este colectivo. En un primer momento el interés se centró en la atención médica, la atención jurídica y el ‘socorro’: subsidio ante una enfermedad, un accidente o el fallecimiento.

Este primer período, que comienza el 28 de enero de 1918 y se cierra el 1 de enero de 1926, lo podemos considerar de gestación, en él se va diseñando la propia ‘Sociedad’ y su funcionamiento, una especie de ensayo general. Aunque desde un principio se denomina Unión de Conductores de Automóviles de Sevilla, ya desde julio de 1923 aparece en el centro del sello de los documentos oficiales: Sociedad de Socorros Mutuos, quedando claro su finalidad.

La Ley de 6 de diciembre de 1941 de Montepíos y Mutualidades de La Previsión Social y su desarrollo en el Decreto de 26 de mayo de 1943 fueron el marco legal específico para estas asociaciones asistenciales, que hasta entonces se regían por la Ley de Asociaciones de 1887. La entidad pasará a denominarse en 1965: Montepío de Conductores de Automóviles de Sevilla y su Provincia, Durante décadas el mutualismo fue el único sistema de previsión social del que dispusieron colectivos de trabajadores como el de conductores, ya que hasta 1970 no estuvieron cubiertos por el sistema público, al ser trabajadores por cuenta propia.

Igualmente, se fue profesionalización la gestión, en la línea de los tecnócratas de final del franquismo. Si bien, se advierte una mayor frialdad en las relaciones entre Directiva y asociados. Esto cambiará radicalmente en 1974, cuando la Asamblea adquiera un mayor protagonismo, y ello en puertas de la profunda transformación del país, que culminará con la promulgación de la Constitución de 1978 y el Estatuto de Autonomía de Andalucía en 1981.

El impacto negativo que supuso la incorporación de los Autónomos al Régimen Especial de la Seguridad Social, con masivas bajas de socios, pudo reconducirse gracias a una dinámica de expansión y los nuevos servicios, avalados por el nuevo marco legal para el ámbito de los seguros: Ley de Seguros 33/1984, Real Decreto 1348/1985 y Real Decreto 2615/1985. Durante este último periodo de su historia se ha producido un crecimiento notable de la entidad, que desde 1988 se denominará ‘Montepío de Conductores de la Comunidad Autónoma de Andalucía’, estableciéndose delegaciones y sucursales que amplían su ámbito de actuación a toda la Comunidad Andaluza, creándose la Federación Andaluza de Montepíos. También se ha creado la Fundación Montepío de Andalucía, que se dirige y gestiona desde la Mutualidad mediante un Patronato, y la Escuela Profesional de Mutualismo.

Actualmente, ¿cuáles las principales magnitudes de la sociedad?

La mutualidad tiene una recaudación anual en primas de más de 8 millones de euros. El crecimiento en primas ha sido del 18,4% entre 2010 y 2015 y del 35,21% en número de socios.

En actualidad comercializa seguros personales: defensa jurídica, decesos, retirada de carnet de conducir, asistencia sanitaria, enfermedad, accidente, dependencia, asistencia en viajes, así como prestaciones complementarias, la mutualidad dispone de acuerdos de distribución para ofrecer seguros de vida y convenios colectivos a sus mutualistas, contando con 9 sucursales y una red agencial de 450 colaboradores repartidos por la comunidad autónoma andaluza.

La mutualidad está inscrita en la Secretaría General de Finanzas y Sostenibilidad, Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, con el número MP-SAN-0007, organismo responsable de las competencias delegadas de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

 


EXPANSIONAR EL MUTUALISMO

¿Cualitativamente, cuáles considera que son las fortalezas de la entidad y que ha perdurado durante este tiempo?

La fortaleza de la entidad radica en su cuerpo social fiel a esta entidad, un personal eficiente que se entrega a los afiliados y un cuerpo técnico de profesionales de primera línea. La necesidad de desarrollar y expansionar el mutualismo es cada día más acuciante. Las mutualidades deben ser las entidades que ofrezcan los servicios más competitivos con la mayor solvencia. De ahí, el papel relevante de nuestra entidad, desde el espíritu mutualista aliada con el futuro y desarrollo.

Al ser una entidad de participación igualitaria, solidaria y sin ánimo de lucro  genera una confianza y seguridad. La mutualidad no debe concebirse como un negocio; todos los beneficios son trasladados a los mutualistas.

¿Cómo afrontan ahora la adaptación al nuevo entorno operativo que comienza a vislumbrase? ¿Cómo se fomenta la innovación en su entidad?

La transformación digital se presenta como el reto más importante para la mutualidad a medio y largo plazo.  Nuestra entidad esta inmersa en el proceso y, una vez  alcanzada la total madurez digital, se podrá incrementar la cifra de negocio y optimizar los costes, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. Hemos avanzado considerablemente en el último año en la adopción empresarial de las tecnologías digitales y en prestación de servicios online.


Imagen del acto de conmemoracion del centenario de MONTEPÍO DE CONDUCTORES

 

UNIONES DE INTERÉS ECONÓMICO, BIEN CONSTITUYENDO GRUPOS MUTUALES

Se ha venido hablando durante mucho tiempo del fin de las pequeñas entidades con Solvencia II. ¿Hay futuro para en el mercado para las entidades pequeñas?  ¿Tienen que cambiar en algo?

Ha sido un esfuerzo económico importante el destinado a la adaptación a Solvencia II y a las mayores exigencias de capital que impone la directiva, así como a los requisitos de honorabilidad y aptitud exigidos a los Consejos de Administración y a quienes ejerzan la dirección efectiva o las funciones fundamentales que integran el sistema de gobierno.

Las entidades pequeñas tendremos que especializarnos en productos determinados y diferenciarnos de las grandes aseguradoras con   acercamiento a nuestros socios, atendiendo a sus quejas y reclamaciones y, por igual, con la red de profesionales. Que aportan un valor añadido al crecimiento de la entidad, dándole un trato privilegiado y un acercamiento, que no pueden ofrecer las grandes compañías. Los más importante es hacerlos participe de la entidad y que sus opiniones sean valoradas por el equipo directivo.

Las entidades pequeñas nos tendremos que modernizar, especializar y unirnos con otras de similares características, optimizando los esfuerzos bien a través de uniones de interés económico, bien constituyendo grupos mutuales, similar al modelo francés.

 


NUEVOS PRODUCTOS EN SALUD Y DEFENSA JURÍDICA

¿En qué aspectos pueden aportar valor para continuar en el mercado?

Nuestra entidad está muy especializada en la prestación de Decesos, que es nuestro producto estrella. Tenemos un acercamiento con los mutualistas y un trato personalizado; la buena prestación de servicio nos avala. Nos caracterizamos por el trato directo con nuestros asegurados, la atención personalizada a todos los socios y darles soluciones óptimas.

Siempre nos hemos caracterizado por la solvencia y seguridad, es decir, pequeña pero no hay posibilidad de tumbarla. Además, innovamos en productos ofreciendo nuevas garantía diferenciándonos con el resto del mercado. Así, este año se incluyo a toda la cartera de la actual póliza de Decesos la prestación del columbario y seguimos enriqueciendo nuestra gama de productos, adaptando a las necesidades de los socios las prestaciones y coberturas los contratos, creando nuevos productos, llegando a acuerdos de distribución con otras entidades aseguradoras del mercado o utilizando la modalidad de reaseguros. Avanzando con paso corto pero seguro.

Este año está siendo un magnifico para la entidad. Se empezó a comercializar un nuevo producto de Salud (‘Salud 100’), a un precio muy competitivo adaptado a la gran agresividad existente en el mercado. La póliza ha sido gran aceptación por toda la red de ventas. Siguiendo con esta línea, tenemos previsto comercializar a partir de abril un nuevo producto de Defensa Jurídica (‘Alquiler 100’). Con esta prestación tenemos previsto dirigirnos a otro nicho de mercado con el objetivo de aumentar y enriquecer el cuerpo social.