Un estudio realizado por Pitney Bowes revela que el 47% de los españoles están preocupados por la equiparación de su pensión estatal. A ello se une que el 61,5% de las personas que han participado en la investigación se muestran dispuestas a contratar un plan de pensiones privado a través de su banco, antes que hacerlo a través de una sociedad administradora de pensiones, asesor financiero, corredor o agente.

El director de Pitney Bowes MapInfo en España, Andrés Umaña, afirma que “los mercados de servicios financieros están afrontando un buen número de nuevos retos de distribución y el cambio demográfico en Europa está haciendo de esto un asunto claro y actual para el sector de las pensiones”. “No obstante –continúa Umaña-, como la situación varía en los diferentes países europeos, también difiere el canal alternativo potencial para cada sociedad de pensiones, dependiendo del perfil de su cartera de clientes”.

Entre las principales conclusiones del estudio se pueden extraer las siguientes:

- El 36% de los europeos (en España un 47%) están preocupados por la insuficiente cuantía de su pensión estatal.

- Las sociedades de pensiones están preocupadas porque sus canales de distribución no están sacando provecho de esta creciente demanda.

- Considerando otros canales aparte de los corredores, asesores financieros y agentes tradicionales, este estudio ha demostrado que más de la mitad (53%) de los consumidores europeos estaría dispuesto a contratar su plan de pensiones a través de su banco (en España un 61,5%).

- Los canales de distribución alternativos cobran mayor interés en la actualidad. Prácticamente una cuarta parte (24%) de los europeos está dispuesto a contratar su plan de pensiones a través de un canal no tradicional como su oficina de correos. No obstante, estos canales de distribución alternativos para productos de pensiones tienen un atractivo muy distinto entre los diferentes países europeos, con un 20% de los consumidores españoles dispuesto a contratar un plan de pensiones privado de esta manera.