Antonio González López, delegado en Galicia del CCS, presentó al invitado, que comenzó recordando las diferentes actividades que se realizan desde el Consorcio y repasó las características de las catástrofes naturales, la evolución del promedio de las indemnizaciones a nivel mundial y los diferentes modelos de intervención pública en el mundo en la cobertura de catástrofes.

Describió que, en España, los siniestros por riesgos de la naturaleza más frecuentes son las inundaciones extraordinarias, bien por anegamiento, desbordamiento de ríos o por embates de mar, seguido de las Tempestades Ciclónicas Atípicas (TCA): borrascas, tornados y registros de rachas de vientos superiores a los 120km/h.  En cuanto a los daños indemnizables bajo las coberturas del Consorcio, destacó los daños en los bienes, los gastos suplementarios y la pérdida de beneficios. Y respecto a los daños a las personas, se cubre la muerte y la incapacidad permanente o temporal. Estas coberturas, apuntó, se han ido complementando en diferentes normativas reguladoras.

Asimismo, recordó que el CCS contempla dos tipos de procedimientos para gestionar los riesgos extraordinarios. El general se aplicará a cualquier riesgo (a excepción de la TCA), en donde es el Consorcio el que gestiona íntegramente el siniestro, tanto la comunicación de los daños, como la peritación y el abono de la indemnización. En cuanto al procedimiento especial es exclusivo para la gestión de las TCA.

EL CONSORCIO SE ACOMODARÁ A LA DIRECTIVA DE SOLVENCIA II

Además, Álvarez reconoció cierta problemática en la aplicación del contrato de seguro, centrada en la indemnización a valor real o a valor de nuevo, dependiendo de las cláusulas contratadas; la aplicación de la regla proporcional en casos de infraseguro y el cumplimiento de plazos en el pago de la prima. Incidió al respecto que “para explicar esta situación a los ciudadanos es vital la labor de los mediadores de seguros, la Mediación tiene que hacer notar cuál es el valor añadido de su trabajo”.

Tras la exposición, en el turno de preguntas, Álvarez fue matizando cuestiones relacionadas con los plazos de carencia, las coberturas y la medición de los riesgos naturales. Entre las curiosidades planteadas se refirió a que, pese a que el redactado de la Directiva Solvencia II exime expresamente a la institución de su cumplimiento, se ha considerado que ya que por su Estatuto Social está catalogado como compañía de seguros, el Consorcio se acomodará a esa Directiva.

Al término del acto, el presidente del Patronato, Antón Cobián, hizo entrega al invitado de un ejemplar de la obra del pintor José María Barreiro ‘O Gaiteiro de Cela’ de la Colección ‘Inade Cultura’ de Fundación Inade, obsequio con el que agradece la asistencia a los invitados que ocupan su tribuna.

NORBROK 21, PRIMERA CORREDURÍA COLABORADORA DE FUNDACIÓN INADE

En el marco del acto divulgativo de Fundación Inade, el presidente de su Patronato, Antón Cobián, y María Ameijeiras, presidenta de NORBROK21, han firmado un acuerdo por el que la empresa de mediación colaborará con la fundación, “convirtiéndose en la primera correduría que contribuye de forma activa con este organismo sin ánimo de lucro”.

Ambas partes destacaron la importancia de divulgar y acercar a la sociedad la actividad que desarrolla el sector asegurador a la sociedad y potenciar la mejora de los profesionales que tienen vinculación con este sector.