El convenio, como se ha conocía, establece un incremento fijo del 1,75% para cada año de vigencia del convenio. De esta manera, el salario mínimo en el sector se establece en 14.000 euros, en comparación a los 12.600 euros del salario mínimo interprofesional. Además, cabe recordar, se incluye la posibilidad de que las empresas negocien con la Representación Legal de los Trabajadores un sistema de repartición del variable entre los trabajadores que tengan una productividad igual o superior a la media.

Dos temas han quedado fuera del acuerdo final. El primero, relativo a la clasificación profesional y el segundo relacionado con los premios de jubilación y la previsión social complementaria. Sindicatos  y patronal se muestran optimistas sobre la posibilidad de alcanzar  un acuerdo al respecto de estos temas antes incluso de que el actual convenio concluya. La norma lo permite y, de hecho, respecto a la segunda de estas materias, las diferencias son más técnicas que de contenido.

Valoraciones

Jorge Benítez presidente de AEMES, destacó que en las negociaciones han sido “ágiles y transparentes” y espera que el clima de buenas intenciones que se ha visto en este convenio continúe en el desarrollo del mismo, a través de los distintos comités que se van a crear. Sobre el tema de la clasificación profesional, reconoció que ambas partes al final “tendremos que ceder” y destacó, finalmente, que la subida salarial está por encima de la de otros sectores.

Fernando Escudero, responsable sectorial de seguros de CCOO Servicios, puso en valor los avances en temas de igualdad. Jesús Sanz, secretario Sindicato de Seguros de UGT, remarcó la adaptación que en el convenio se hace del tiempo efectivo de trabajo y coincidió que en temas de igualdad de hecho se va más allá de la norma mínima.

Finalmente, Miguel Venegas, secretario general de FASGA, quiso destacar que “hemos alcanzado un acuerdo dónde se trabaja menos y se va a ganar más”. Además, señaló que el convenio reconoce el teletrabajo como una fórmula para la conciliación de la vida laboral y familiar. “En suma, hemos apostado por la estabilidad”, concluyó.

Detalles del acuerdo

Jubilación forzosa. En el nuevo texto del convenio se incluye la posibilidad de extinguir el contrato de un trabajador que haya llegado a la edad ordinaria de jubilación, habiendo cotizado el 100% y sin que exista amortización del puesto de trabajo.

Absentismo: Se han introducido sistemas de control del absentismo justificado para asistir a la consulta médica. A partir de ahora, deberá existir un preaviso y se deberá hacer mención a la hora y dirección de la consulta. Además, los trabajadores deberán intentar adaptar sus horas de consulta fuera de su jornada laboral.

Retribución. Se ha mantenido la desvinculación del salario al IPC y se han controlado los incrementos salariales mediante un sistema de incrementos anuales moderados (1,75%). Para incentivar la participación de los trabajadores  en los resultados de la empresa, se ha establecido un sistema de repartición del variable, en aquellas empresas con representación legal de los trabajadores, de forma que sólo se reparta entre los trabajadores más productivos.

Flexibilidad: Conforme a las solicitudes recibidas, se ha incorporado el teletrabajo, como sistema más flexible de prestación del trabajo, estableciendo garantías y medidas de protección a la empresa.

Proceso de sanción: hemos facilitado los procesos de sanción para sanciones muy graves, eliminando la obligación de los 4 días de audiencia al trabajador sancionado.

Faltas: Se han incorporado como faltas aquellas que así vienen recogidas en la Ley de Mediación, de forma que haya correspondencia entre ambas normativas.

Además de estas medidas acordadas a propuesta del sector, AEMES destaca que se han negociado otra batería de novedades que ha considerado "necesarias y útiles" :

• Eliminaciòn del permiso de dos días por paternidad.

• Respecto a los días de vacaciones, se establece un límite mínimo en cada turno de vacaciones, de forma que no puedan disfrutarse menos de 3 días laborables seguidos.

• Respecto a la solicitud de vacaciones, se ha incluido un protocolo de asignación de vacaciones para evitar controversias y la judicialización de las solicitudes.

• Se simplifica tabla salarial del variable, eliminando algunos tramos y mejorando otros.

• Desplazamientos: Se fija como punto inicial de cálculo el centro de trabajo en lugar del centro de la localidad. 

• En cuanto a las excedencias voluntarias, se introduce que el derecho de reingreso comience a partir de la fecha de fin de la excedencia, puesto que hasta ahora el trabajador tenía preferencia de reingreso desde el momento en que se inicia la excedencia voluntaria.

• Se incorpora la jubilación parcial, como medida de renovación generacional.

• Incorporación de la posibilidad de efectuar revisiones salariales durante el proceso de negociación del convenio, compensables una vez hayan sido publicadas las tablas definitivas.