En el estudio han participado más de 3.000 mujeres de entre 18 y 65 años de todas las Comunidades Autónomas, asimismo se ha tenido en cuenta variables que han dado un perfil más completo como su clase social, nivel de estudios, situación laboral, padecimiento de enfermedades crónicas o Índice de Masa Corporal. Aplicando los parámetros de la app como modelo de vida recomendado, se ha llegado a la conclusión de que solo una de cada 200 mujeres cumplen con los valores mínimos exigidas para considerar sus hábitos como sanos. Además, la media del IVS de las mujeres que usan la app es de 669.

También se ha llegado a la conclusión de que un 78% de las participantes ha indicado que su estado general de bienestar es bueno o muy bueno, mejorando hasta en 14 puntos respecto a 2016. Además, un 43% cree que su estado mejorará algo en los próximos 5 años, siendo más optimistas las mujeres con hijos y las que ya disfrutan de un estado de bienestar general muy bueno. Por otro lado, la principal razón para no estar satisfecha con el nivel de bienestar son los problemas emocionales. La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos y colaboradora del estudio, Carmen Gallardo, ha comentado que “muchas mujeres cargan con problemas emocionales que influyen en todos los aspectos de su vida y hay que empezar a darles la importancia que merecen”.

Cuidado personal

Es de destacar la bajada del índice de realización personal, que se reduce del 77% de 2016 al 46% este año. También lo hace el índice de realización profesional, que pasa del 55% al 42%. Asimismo, la mitad de las mujeres españolas afirman dedicar menos de una hora diaria al cuidado personal, un 35% asegura no dedicar ninguna hora a hacer deporte y hasta un 12% indica no tener tiempo para ella misma a lo largo del día, aquí destacan las encuestadas de 35 a 44 años y con hijos. En la misma línea, el 64% de las mujeres afirma planificar sus tareas del día, pero sólo un 37% consigue cumplirlas todas.

También ha aumentado en relación a 2016 el número de encuestadas que practica ejercicio (35%). Entre ellas, un 27% lo hace diariamente, siendo las mujeres con edades comprendidas entre 55 y 65 años las más activas a diario. La salud, la motivación por adelgazar y relajarse son los motivos que impulsan a las españolas a practicar algún tipo de actividad física. Aun así, el 71% de las participantes afirma haber iniciado una actividad física en los últimos años que después no ha continuado; las mujeres que tienen de 18 a 24 años y aquellas españolas que padecen obesidad son el colectivo menos constante a la hora de hacer deporte.

La mitad de las españolas cumple con las 5 comidas al día recomendadas, con un leve aumento respecto a 2016 (48%) y 2014 (44%). Se consume más sal (78%) que azúcar (50%), y la mayoría de las encuestadas se prepara su propia comida (58%), hasta un 81% si se trata del grupo de edad entre 55 y 65 años. Entre las mujeres jóvenes –de 18 a 24 años–, la tendencia cambia y a un 46% le preparan la comida. Respecto a la hidratación, el 60% de las mujeres consume entre uno y dos litros de agua al día.

Por otro lado, las mujeres participantes en el estudio consumen más alcohol (68%) que tabaco (26%). Además, pese a que un 74% asegura que es recomendable hacerse una revisión médica general una vez al año, y que hasta un 80% opina lo mismo de las revisiones ginecológicas, menos de la mitad de las encuestadas lo cumplen, un 46% y un 48%, respectivamente. Por otra parte, se mantiene, frente a 2014 y 2016, el porcentaje de mujeres que asegura medicarse a diario (33%), consumiendo mayoritariamente analgésicos (42%) y antiinflamatorios (41%).