Las mayores pérdidas y gastos por siniestros de años anteriores impidieron que se repitiera el resultado extraordinario en el mismo trimestre del año pasado, prácticamente libre de pérdidas importantes, según indica el grupo.

El negocio de reaseguro contribuye con unas ganancias netas de 548 millones, un 27% menos, con un ratio combinado del 97,9% (88,6% en marzo de 2018). Mientras, ERGO aporta un beneficio de 85 millones, tras aumentarlo en un 10%; su ratio combinado para No Vida fue del 98,1% en Alemania (101,7% un año antes) y del 95,4% para su actividad internacional (95,3% anterior).

El resultado operativo del grupo se sitúa en 875 millones, frente a los 1.283 millones de marzo de 2018. En comparación con el mismo trimestre del año anterior, las primas brutas emitidas aumentaron un 1,9% hasta los 13.375 millones.

"MUNICH RE ha comenzado el año con un buen primer trimestre. Seguimos creciendo orgánicamente en la actividad principal de reaseguro de Daños. Las renovaciones de abril fueron la sexta ronda consecutiva de renovaciones en las que podemos expandir nuestro negocio de forma sólida en algunas áreas. En seguros primarios, la implementación del programa estratégico de ERGO está avanzando a buen ritmo", resume Christoph Jurecka, CFO del grupo.

MUNICH RE mantiene unas previsiones de beneficios para 2019 sin cambios en torno a los 2.500 millones.