Eduardo Molinari, general manager de la reaseguradora en España, fue el encargado de dar la bienvenida al evento, dando paso a Claude Chèvre, miembro de la Junta Directiva del grupo, quien hizo balance sobre el pasado, presente y futuro de la reaseguradora.

Empezando por el pasado, hace 52 años, comentó la mitosis a la que se ha visto sometida la reaseguradora durante muchos años, pasando de ser una compañía pequeña, "escondida", que "no hacía mucho ruido", y que pasó a crecer de la mano de un equipo que cada vez se hacía más grande.

Sobre el presente, explicó lo que supone el coste de hacer negocios, poniendo como ejemplo algunas dificultades actuales, como son los cuatro sistemas que tienen para hacer reporting en cuanto al requerimiento de capital o la complejidad de explicar el modelo interno frente al modelo estándar. En este sentido se planteó si realmente la industria del seguro es realmente tan transparente y se refirió a la mala imagen con la que cuenta la industria del seguro a nivel mundial, con pólizas que a veces ni la misma industria entiende, con primas y condiciones contractuales en muchas ocasiones complejas.

Sobre esta mala imagen, comentó que dificulta la capacidad de atraer talento al sector y mencionó, entre los cambios que se dan ahora, a la digitalización y la automatización, planteando a la sala si creían reemplazable el trabajo de las personas por el de los robots y computadoras, dado que ya existen muchos procesos automatizados.

Sobre el futuro, indicó que HANNOVER RE tiene algunas ideas para hacer y que, entre ellas, tratan de evitar las "carreras de chimenea" que antes sí se hacía. Ahora, la reaseguradora incentiva a la gente a cambiar sin escalar tantos puestos necesariamente, aunque quien quiera hacer carrera tiene que haber realizado al menos dos o tres cosas distintas.

Finalmente, mencionó una de las últimas iniciativas de la reaseguradora puesta en marcha, la 'Journey Re', que busca el talento emprendedor: emplear durante seis meses a millennials sin idea de seguros en busca de un proyecto innovador.

La jornada finalizó con la charla 'Reinventarse (otra vez)' de Juan Manuel López Iturriaga, conferenciante, colaborador en televisión y exjugador de baloncesto, que habló de su experiencia personal en tono de humor, resaltando la necesidad de ser eficientes en cualquiera de las situaciones, de tener una visión ilusionante, teniendo claro hacia donde miramos y estimulando el cambio, para superar los obstáculos a través de la energía positiva, la cual debe estar alineada, ser eficaz, positiva, enfocada, sostenida, sin coste de felicidad y debe generar autoconfianza.