La nueva normativa hacia los ajustadores será, de acuerdo con la información de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), más estricta para los profesionales en el peritaje de Daños. El objetivo es “dar certeza al asegurado de que el ajustador está certificado para realizar este trabajo y de que no realizará actos corruptos”, recoge El Economista.

Desde la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) se indica que hoy en día las principales quejas hacia las compañías aseguradoras que están relacionadas con desacuerdos con la labor de los ajustadores. Lo señala Manuel Aguilera, presidente de la CNSF: “muchas de las principales quejas que van en contra de las compañías de seguros tienen que ver con el momento en que ocurren los siniestros de daños y el ajustador, que es el que estima el valor del siniestro y lo que tiene que indemnizarse”.

Señaló también que esta figura no está suficientemente regulada. Es por ello que la nueva normativa de Seguros contempla nuevas reglas donde “se establece una regulación específica, basada en un análisis de Derecho comparado a nivel internacional en materia de los ajustadores. Se llegará a lo que existe en el caso de los agentes de seguros quienes tienen que obtener una cédula para operar”, dijo.

Desde la CNSF se indica que las personas que tengan un siniestro y tengan dudas sobre el ajustador encargado de la verificación, pueden consultar las sanciones que le han sido impuestas a esta persona o presentar alguna en la página web del organismo.