Concretamente, según la propuesta de la enmienda presentada por el Grupo Popular, este apartado quedaría de la siguiente manera:

“En los seguros de Vida en que el tomador asume el riesgo de la inversión se informará de forma clara y precisa acerca de que el importe que se va a percibir depende de fluctuaciones en los mercados financieros, ajenos al control del asegurador y cuyos resultados históricos no son indicadores de resultados futuros.

En aquellas modalidades de seguro de Vida en las que el tomador no asuma el riesgo de la inversión se informará de la rentabilidad esperada de la operación, considerando todos los costes. Las modalidades a las que resulta aplicable así como la metodología de cálculo de la rentabilidad esperada se determinarán reglamentariamente”.

HABILITACIÓN PARA EL DESARROLLO REGLAMENTARIO

En la justificación de la enmienda, el Grupo Popular explica que la Ley de Economía Sostenible modificó, entre otros, el artículo 60 apartado 3 de la LOSSP con la finalidad de dotar de mayor transparencia e información al tomador en el momento de la contratación de seguros de Vida, estableciendo junto a la obligación ya existente de proporcionar determinada información para los seguros de Vida en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, la obligación de informar de la rentabilidad esperada de la operación considerando todos los costes en los seguros de Vida en que el tomador no asuma el riesgo de la inversión. Así mismo, remite a desarrollo reglamentario la forma de cálculo de la rentabilidad esperada, con la finalidad de uniformizar la información que se ha de proporcionar.

Partiendo de esto, se apunta, “la modificación que ahora se propone es incorporar un habilitación para desarrollar reglamentariamente no únicamente la forma de cálculo de la rentabilidad esperada sino también las diferentes modalidades de seguros de Vida a los cuales resulta aplicable esta obligación, ya que no es posible proporcionar esta información para todos los seguros de Vida en los que el tomador no asume el riesgo de la inversión con la finalidad perseguida por la norma (facilitar un dato cierto que proporcione al tomador mayor información sobre las características del producto a suscribir y su comparabilidad con otras ofertas)”.

COMPARABILIDAD

Cabe recordar que la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones viene trabajando junto con UNESPA en este proyecto que garantice la comparabilidad de la rentabilidad que ofrecen las aseguradoras para sus productos de ahorro, con el fin de que todas se calculen de la misma forma, según unas normas comunes para todos ellos. Se trataría de crear para el seguro una especie de Tasa Anual Equivalente (TAE) que ya aplica en banca, con el fin de facilitar la comparabilidad “financiero fiscal”, cumpliendo con lo fijado en la Ley de Economía Sostenible.

En este sentido, el Fernando Moreno subdirector general de Inspección de la DGSFP, reconocía recientemente en entrevista con 'Actualidad Aseguradora' que esta iniciativa “va a ser una reforma muy importante para el sector que le dotará de mayor trasparencia de cara a la comercialización de sus productos ofreciendo una mayor confianza al consumidor en la medida en que van a disponer de mayor información en la toma de sus decisiones de inversión”.