Ricardo Barros tiene la intención de dar prioridad a la educación para la salud y hacer hincapié en la promoción de actitudes saludables, a través de incentivos a las políticas que animen a los ciudadanos a tener un buen cuidado de su salud. Asimismo, el Ministro destacó que quiere discutir con la industria sobre la cuestión de la regulación de la Salud Complementaria. Barros también puso de manifiesto algunos temas prioritarios como la legalización y la inflación médica, revelando que está poniendo en peligro la sostenibilidad del sector. "La judicialización de la salud se ha convertido en uno de los principales problemas para la Salud", puntualizó el Ministro.

Según Barros, la aprobación de la "píldora del cáncer" podría sentar un precedente para que los jueces aprueben la distribución de una serie de materiales y medicamentos que están todavía en fase experimental, así como el aumento de medidas para el gasto en Salud. El ministro destacó asimismo los problemas presupuestarios y financieros del gobierno, advirtiendo que la situación de déficit de la Seguridad Social agrava la problematica, lo que podría llevar al gobierno a tomar medidas "duras".

Durante la evaluación de la presidenta de FenaSaúde, la directiva destacó que la reunión fue el primer paso hacia la implementación de acciones específicas. "Por el momento, nos enfrentamos a situaciones que nos aquejan, que impactan en nuestra eficiencia y la carga del sector", aseveró Solange Beatriz Palheiro.

El Instituto de Salud de la Coalición (ICOS) se compone de 25 instituciones líderes de la cadena privada del sector de la salud, incluyendo la FenaSaúde. Su objetivo principal es desarrollar el programa que impulse el sector de la salud en Brasil y proponer soluciones innovadoras a los problemas clave que tiene este sistema en el país.