La normativa, tal y como se especifica en el texto del proyecto de ley que ya ha sido recogido en el 'Boletín Oficial de las Cortes Generales', establece que estos títulos sean activos aptos para los planes de pensiones e inversiones para la cobertura de provisiones técnicas de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, “siempre que las cédulas o bonos hayan sido emitidos por sociedades establecidas en el Espacio Económico Europeo”, se especifica.

Estas cédulas y bonos son títulos especialmente garantizados por todos los créditos y préstamos vinculados a la financiación de contratos de exportación de bienes y servicios o a la internacionalización de empresas que cumplan determinados requisitos. Pueden emitir estos títulos los bancos, el ICO, las cajas de ahorro, las cooperativas de crédito y los establecimientos financieros de crédito.