“Las empresas marginadas se sienten cada vez más incentivadas a explorar fusiones y adquisiciones, ya que ser enfrentan a los desafíos de operar en un entorno de mercado difícil. Estos factores, junto con el impacto de las reformas tributarias en Estados Unidos y la cifra récord de pérdidas por catástrofes en 2017, deberían respaldar la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector hasta 2019”, detalla la agencia.

Las adquisiciones de capital alternativo también registran un gran aumento

Con el objetivo de diversificar los flujos de ingresos, explica la agencia, las adquisiciones que proporcionan plataformas de capital alternativo han crecido enormemente en los últimos años. Según estimaciones de Aon Securities, el despliegue de capital alternativo ha aumentado en un 10% desde el cierre de 2017, alcanzando los 98.000 millones de dólares en el primer semestre de 2018, una cifra que representa casi el doble que en 2013, cuando se situaba en 50.000 millones de dólares.

Un ejemplo, de esto ha sido la adquisición de NEPHILA por parte de MARKEL, que le permite una expansión más consolidada hacia el sector de los valores vinculados a seguros (ILS). Por otro lado, el resultado de la compra por parte de MARKEL de CatCo en diciembre de 2015 puso de manifiesto la mayor convergencia entre el (re)seguro tradicional y el alternativo del mercado de capitales.

Los grandes también se fusionan

No todo han sido pequeñas adquisiciones; las ofertas más grandes, aunque son más difíciles de justificar sobre una base de ahorro de costes dibujan una tendencia de diversificación y el deseo de mantener una posición relevante en un mercado competitivo. El mejor ejemplo, según indica Fitch, es la compra de XL GROUP por parte de AXA. Esta adquisición sigue la compra de AIG en julio de 2018 de VALIDUS, lo que ha proporcionado a la primera un reaseguro rentable y una plataforma en LLOYD'S. “Además, ambas ofertas brindan acceso a plataformas de capital alternativo establecidas que ninguna de las compañías tiene actualmente”, apunta la agencia.

Por último, recuerda que la adquisición de negocios más pequeños con restricciones de capital se refleja en múltiples adquisiciones más bajas. En este caso hay algunas compras, como la de ASPEN INSURANCE por parte de Apollo Funds que “refleja la naturaleza angustiada de su negocio de reaseguros y sus enormes pérdidas por catástrofes en 2017”, o el caso de MAIDEN RE que, según Fitch, también estaba siendo marginada, lo que obligó a su división y a la venta al especialista en run-off ENSTAR GROUP LIMITED, mientras que los derechos de renovación del negocio de reaseguros fueron para TRANSATLANTIC RE.