La IA ya está impactando en el mundo empresarial y capta la atención de las empresas de todo el mundo. Por ejemplo, numerosas compañías tecnológicas líderes en el sector, como pueden ser Apple, Tesla, Facebook y Google, ya están llevando a cabo inversiones considerables en sistemas de IA. Sin embargo, su uso no solo se restringe a dichos líderes tecnológicos ya que está comenzando a ganar protagonismo a la hora de impulsar el valor real para una gran variedad de empresas, incluyendo las de servicios financieros.

La IA no consiste en una única tecnología, sino en diversas tecnologías que funcionan juntas. Entre estas se incluyen sistemas de reconocimiento facial, de voz y del movimiento, así como procesamiento del lenguaje, robótica y aprendizaje automático. Básicamente, estas tecnologías combinadas componen un sistema que tiene la capacidad de percibir y recabar datos, analizarlos y utilizar dicho análisis para apoyar decisiones independientes y fundamentadas, contribuyendo así a que las empresas sean más inteligentes y eficaces, además de permitirles reaccionar y adaptarse más rápidamente ante los constantes cambios generalizados.

Lea el texto íntegro de la tribuna de Fernando Acevedo, en la web de Füture.

Noticias relacionadas

Tendencias que están cambiando el mundo