Las nuevas regulaciones de la Superintendencia no sólo comprometen la gestión financiera contable, están orientadas a contar con estructuras corporativas y de gestión de riesgos de alta calidad y solidez. Según informa el estudio de Feller Rate, esto ha agregado mayores costos, tales como preparación y capacitación técnica y financiera, mejoramiento en los soportes estadísticos y tecnológicos, asesoramiento externo y fortalecimiento de los gobiernos corporativos, por señalar los más significativos. También explica el informe, que es muy probable que, durante el año 2012, bajo las nuevas normas, la industria transite hacia un punto de convergencia, logrando mejores estándares de diseño y de preparación de la información complementaria, hoy denominada Revelaciones. Sin duda generará mejoras en el análisis y entendimiento del perfil financiero y de riesgos de cada aseguradora.

La apertura de las cuentas corrientes de reaseguro gestionadas a través de brokers es, asimismo, un elemento distintivo importantísimo, que ha obligado a todas las aseguradoras a desarrollar una exhaustiva revisión de sus exposiciones de reaseguro y coaseguro. Este relevante ajuste se ha reflejado en las estructuras financieras de muchas aseguradoras, especialmente del segmento de seguros generales. Las nuevas normas otorgan mayores facultades a las administraciones de las aseguradoras, permitiéndoles, en algunos segmentos de negocios, definir sus propios parámetros técnicos. Al mismo tiempo, deben desarrollar estimaciones de pérdidas de activos y de suficiencia de reservas para un volumen relevante de operaciones, antes valorizadas sólo por normas de la Superintendencia.

LOS SEGUROS DE VIDA CRECEN UN 18%

Durante el primer trimestre de 2012 el retorno patrimonial de la industria de seguros de vida reportó un alto nivel, muy superior a lo obtenido durante el primer trimestre del año anterior. Las ventas de la industria mostraron un sólido sendero, creciendo alrededor de un 18% nominal. Las rentas vitalicias reportaron aumentos del 26% en UF, alcanzando cerca de UF 18 millones en los tres meses, marcando un excelente trimestre.

El escenario regulatorio es responsable de algunas presiones de costos. Mayor conservadurismo en la aplicación de tasas de interés de descuento de las reservas previsionales podrían presionar los costos. Históricamente el regulador había estimado un piso del 3% real, como tasa de descuento de largo plazo; bajo los actuales escenarios, en diversas oportunidades ese piso ha sido sobrepasado, lo que ha obligado a revisar el criterio de conservadurismo.

EL SÓLIDO CRECIMIENTO DE LOS SEGUROS GENERALES

Por su parte, las primas de los seguros generales reportaron un sólido incremento del 20% nominal. Las utilidades alcanzaron a 18.000 millones de pesos (35,7 millones de dólares), duplicándose respecto a igual periodo de 2011. La siniestralidad se elevó marginalmente, lo que incidió en una leve caída del margen técnico del negocio. No obstante, las inversiones reportaron ingresos muy significativos, colaborando fuertemente al retorno del periodo.

Bajo las nuevas normas, una proporción de las mejoras al resultado de inversiones fueron generadas por la reajustabilidad implícita en las cuentas de activos y pasivos, algunos de ellos expresados en dólares. La ausencia de la corrección monetaria patrimonial genera una asimetría contable que es necesario considerar, especialmente en esta industria, en que el patrimonio representa una mayor proporción del total de los activos y pasivos, lo que puede apalancar sus efectos.

Medido bajo la nueva estructura contable, el leverage del sector fue, el ajuste más visible. Se elevó a más de 5 veces a nivel global, que según la agencia, llegó a casi 14 veces en algunas aseguradoras. La eficiencia de la industria reportó también mejoras, reduciendo su gasto en unos 5 puntos porcentuales. Bajo las instrucciones vigentes, las carteras de reaseguradores son muy trasparentes, incluso al nivel de brokers, lo que aportará claridad y mayor resguardo al mercado asegurador. Feller Rate mantiene un permanente análisis sobre la calidad crediticia de los reaseguradores, lo que constituye un importante soporte a las evaluaciones de solvencia de la industria de los seguros generales.

Por último, las primas de seguros de esta industria reportaron un interesante crecimiento de 16%, mezcla de seguros de crédito y de garantía. El retorno del segmento, medido como utilidades sobre primas, llegó al 19%, nivel superior al obtenido a marzo de 2011 (un  10%). La siniestralidad fue un factor de mejora importante, reportando una reducción desde el 55% al 47%.

COMPARTIR