En el siniestro han fallecido 5 de sus 27 tripulantes y la carga, formada por 7.860 contenedores, se ha visto gravemente comprometida. Tanto es así que, a día de hoy, el fuego no se ha extinguido totalmente, lo que impide conocer cómo ha afectado a los diferentes contenedores que transporta este buque construido en 2017, que cuenta con una capacidad nominal de 15.262 TEU (unidad equivalente a veinte pies). 

En 2008, el MOL Comfort, tuvo un siniestro frente a la costa de Yemen, que supuso una pérdida total del buque y de sus 4.380 contenedores, con unas pérdidas aseguradas que se elevaron hasta los 300 millones de dólares solo en cuanto a mercancías aseguradas.

Avería gruesa

Maersk declaró avería gruesa el 9 de marzo y ha designado liquidador de averías a Richards Hogg Lindley, con base en Liverpool. "No hemos recibido ninguna información fiable sobre el estado de su carga, pero nos aseguraremos de informarle una vez que seamos notificados". Es el mensaje que la compañía naviera ha comenzado a remitir a los propietarios de los contenedores con la recomendación de que se pongan en contacto con sus aseguradoras. Más vale que cuenten con un buen seguro: cuando se declara la avería gruesa, todas las pérdidas, incluidos los costes de salvamento, puerto y transferencia, se comparten entre los propietarios de la carga superviviente, lo que puede deparar una desagradable sorpresa para quienes no la tuvieran asegurada.