“Aunque los tornados se producen en todo el mundo, EE.UU. los experimenta más que cualquier otro país”, indica el informe. “El aire frío seco descendiente de Canadá se canaliza hacia el este por las montañas Rocosas. A través de las Great Plains (las Grandes Llanuras, situadas entre el oeste del río Mississippi y el este de las Montañas Rocosas de Estados Unidos y Canadá), el aire confluye con una humedad de bajo nivel viajando hacia el norte desde su nacimiento en las cálidas aguas tropicales del Caribe y el Golfo de México”, explica.

EL COSTE DE LOS TORNADOS ESTADOUNIDENSES, AL ALZA

Asimismo, los costes de los tornados parecen ir en aumento, con pérdidas anuales añadidas de tormentas severas que representan más de la mitad de todos los siniestros catastróficos asegurados en EE.UU. desde 1990. “Las pérdidas de billones de dólares son cada vez son más frecuentes”, indica LLOYD´S. “Por ejemplo, tanto en 2008 como en 2009 se dieron tres eventos de tormentas severas que se situaron por encima del billón de dólares (762.114 millones de euros), mientras que el coste récord de 2011 para la industria de seguros fue de más de 25.000 millones (19.052 millones de euros)”.

Por tanto, el informe insta a la industria a aumentar su inversión en la modelización de las tormentas para proteger las líneas de los fondos de las aseguradoras.

“A pesar de que las tendencias generales de los tornados se pueden identificar en términos de frecuencia y severidad para diferentes estados, es extremadamente difícil predecir la ubicación exacta donde los tornados tocarán tierra”, se expone. “Mientras que vastas áreas son vulnerables a los tornados, sólo una pequeña área y número de personas se verán seriamente afectadas cada año. Debido a estos factores, las aseguradoras suelen invertir poco en la modelización de los tornados en comparación con huracanes y terremotos”.