En relación con la Directiva de Mediación de Seguros, mencionó que se encuentra en fase de discusión de las diferentes enmiendas que se han presentado (en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios se han registrado 665, de las que el ponente ha presentado 34). Manifestó su confianza en que en el mes de septiembre se retome la preparación de compromisos, a la que seguirá la votación que irá acompañada de la autorización para negociar con el Consejo e intentar un acuerdo en primera lectura.

Comentó que la Directiva de Mediación, al igual que la de Hipotecas, debe resolver el ámbito de la regulación, los requisitos profesionales, la información al consumidor, los paquetes de productos y las actividades de asesoramiento.

Explicó que ya existe consenso en lo que respecta a los requisitos de conocimiento y responsabilidad y en la necesidad de actualizar los conocimientos, por lo que el personal de los mediadores de seguros deberá recibir un mínimo de 200 horas de formación en un período de cinco años, lo que resultaría cuarenta horas de formación anuales (más o menos una semana al año).

Además, se ha propuesto elevar la cobertura de la responsabilidad a 1.250.000 euros (en la actualidad fijada en 1.000.000) por cada reclamación de negligencia profesional y a una responsabilidad de 1.850.000 euros por anualidad (fijada en 1.500.000 en la actualidad). Asimismo, Sánchez Presedo indicó que una de las enmiendas va dirigida a que el mediador de seguros ofrezca al consumidor un documento de datos fundamentales previo a la contratación de sus servicios.

REMUNERACIÓN, UNO DE LOS ASPECTOS MÁS DELICADOS DE LA NEGOCIACIÓN

En cuanto a la transparencia sobre la naturaleza de la remuneración –honorarios o comisiones- afirmó que es uno de los aspectos más delicados de la negociación, ya que actualmente las enmiendas parten de posiciones muy divergentes por lo que la búsqueda de compromisos será compleja. Concretó, también, que se reforzarán los poderes de las autoridades competentes, nacionales y europea.

Por el lado de la Directiva de Crédito Hipotecario, apuntó a la necesidad de asegurar que el personal que desempeña tareas de asesoramiento reúna los niveles de conocimiento y competencia profesional adecuados, por lo que serán los Estados miembros los que deban realizar el esfuerzo en la fase de incorporación a los respectivos ordenamientos nacionales. En relación a la transparencia, en el futuro la persona que desee contratar un hipoteca recibirá previamente una información conocida como “Ficha europea de información normalizada” con un contenido estándar y muy riguroso y se contará con un periodo de reflexión de siete días antes de la formalización del contrato.

Previa a la intervención de Sánchez Presedo, y como inicio del acto, el vicepresidente del patronato de Fundación Inade, Antonio Cobián Varela, quiso reconocer el trabajo que ADECOSE viene desarrollando en los ámbitos nacional e internacional en la defensa de los derechos de los corredores de seguros ante los cambios legislativos que se debaten en las Administraciones Públicas. A continuación, hizo uso de la palabra el vicepresidente de ADECOSE y secretario general de BIPAR, Juan Ramón Plá, que fue el encargado de presentar al invitado.