willaert-jo-ferma.jpeg“Desde la crisis financiera, la Unión Europea, sus Estados miembros y otros organismos como la OCDE han estado presionando a las grandes empresas para una mayor divulgación, incluida la información relacionada con sus riesgos. Creemos que los gerentes de riesgos tenemos un papel importante que desempeñar para ayudar a nuestras organizaciones a cumplir con estos requisitos a través del ERM", afirma el presidente de FERMA, Jo Willaert, en el último newsletter de la federación.

Recientemente, la Comisión llevó a cabo un ejercicio de consulta sobre las directrices para que las grandes empresas cumplan con los requisitos de la Directiva de Informes No Financieros. La norma, sobre la que ya hay acuerdo, se aplicará a finales de 2016 en todos los países de la UE y en ella se pide específicamente que la declaración no financiera que las empresas tendrán que proporcionar a partir de 2017 contenga una descripción de los principales riesgos y cómo la organización los está tratando.

En su respuesta a la consulta, “FERMA instó a la Comisión a reconocer en las directrices el papel fundamental de los gestores de riesgos y el valor de la metodología ERM en esta notificación de elementos no financieros, que requiere una comprensión profunda del modelo de negocio de la organización”, comenta Willaert.