Soler realizó estas declaraciones tras una reunión con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y con la consejera de Sanidad, Carmen Montón, agregando que el objetivo de los equipos mixtos es “preservar la calidad de los servicios sanitarios a la vez que se tienen en cuenta los intereses del contribuyente valenciano”.

En sus informaciones, la prensa valenciana recuerda que el inicio de negociaciones para adquirir la mayoría de las acciones de Marina Salud fue anunciado el pasado mes de marzo por Ximo Puig y que DKV ha cifrado en unos 60 millones de euros el valor de sus participaciones.

 

Noticias relacionadas

La Generalitat valenciana da un primer paso para intentar adquirir el 65% de DKV en Marina Salud