Los representantes de la compañía se reunieron el 10 de junio en Washington con miembros del Departamento de Justicia y representantes de más de una docena de fiscales generales del Estado, según estas fuentes. En la reunión, los representantes estatales pusieron de manifiesto su preocupación por la fusión de las dos mayores aseguradoras de Salud del país. Las compañías tienen otras reuniones programadas esta semana con altos cargos del Departamento de Justicia, según estas fuentes.

El portavoz de ANTHEM indicó que dado que el proceso de fusión “sigue en marcha, sería inapropiado comentar nuestras negociaciones actuales”. Por su parte, ni el Departamento de Justicia ni CIGNA quisieron hacer declaraciones.

Noticias relacionadas

ANTHEM cierra la compra de CIGNA por 54.200 millones de dólares