Este es el primer estudio de mercado que realiza la Fiscalía, después de que en la última modificación legal realizada al Decreto Ley 211, se le confiriera la facultad de desarrollar estudios sobre la evolución competitiva de los mercados y, en los casos que correspondiera, hacer recomendaciones sobre modificaciones normativas a la autoridad.

“Con el inicio de este primer estudio de mercado, seguimos utilizando las facultades que recibimos en la última reforma legal. Esta es una herramienta que ha demostrado ser muy valiosa y la utilizaremos responsablemente, basándonos en la Ley y siguiendo los criterios de la Guía que fue sometida a consulta pública, y que se rige por los estándares fijados por la OCDE”, señaló el Fiscal a cargo del caso, Mario Ybar.

De acuerdo a la Guía para el Desarrollo de Estudios de Mercado publicada por la FNE el 5 de mayo pasado, corresponde que la institución dé a conocer la hipótesis de falta de competencia que motiva la realización del estudio, los plazos que contempla para llevarlo a cabo y que convoque a aportar antecedentes.

En este sentido, la Fiscalía señala que la hipótesis de falta de competencia para este estudio es que “existen distorsiones significativas en el mercado de rentas vitalicias reguladas por el D.L. 3500 de 1980, que producen una disminución de los montos de pensiones para los beneficiarios, posiblemente atribuibles a una baja intensidad de competencia en el mercado”.

La autoridad precisó que ha observado en el mercado de rentas vitalicias que las personas realizan elecciones que aparentemente no son razonables al momento de pensionarse y que ha detectado también un potencial problema de agencia entre los agentes de venta de las compañías de seguros y los pensionados. Asimismo, considera que es necesario estudiar la aparente opacidad de la clasificación de riesgo de las compañías de seguros como factor relevante para elegir una determinada renta vitalicia, analizar la heterogeneidad en la cantidad de ofertas que reciben los solicitantes e indagar por qué es tan escaso o nulo el uso del sistema de remate para elegir.