Esta nueva figura deberá realizar sus funciones en la empresa con total imparcialidad e independencia y en el futuro va a ser el eje central sobre el que va a pivotar una materia tan sensible como es la protección de los datos personales en las empresas. De él dependerá la ejecución de la generalidad de procedimientos de autocontrol que la nueva normativa europea encomienda a los responsables y encargados del tratamiento.

INESE quiere acercar al sector las claves de esta nueva figura y para ello ha programado para el próximo 28 de enero, en Barcelona, una jornada en la que profesionales del ámbito de la protección de datos dibujará el perfil y funciones de esta figura, sus responsabilidades y exigencias de formación y su papel en el sector de los seguros.

Los asistentes al encuentro tendrán la oportunidad, además, de escuchar casos prácticos de delegados de Protección de Datos que ya actúan en algunas de las principales entidades aseguradoras que operan en España, como son los casos de CIGNA, ZURICH o ALLIANZ SEGUROS.

Más información.