A solicitud de gremios y empresarios, el Ministerio de Trabajo convocó en noviembre del año pasado al Comité Consultivo Permanente sobre la LRT, que aprobó la inclusión de tres nuevas afecciones (hernias inguinales, várices y artrosis lumbar). Sin embargo, el Ejecutivo nunca llegó a publicar el decreto que reglamenta los cambios, de manera que sólo son reconocidas por las ART las enfermedades profesionales establecidas por ley y listadas en los Decretos Nº 658/96 y Nº 1167/03, en los cuales se especifican los agentes de riesgo, las enfermedades que provocan y las actividades que pueden generarlas. Según publica ‘iProfesional’, el desacuerdo que impide la publicación del decreto se centra en que el sector privado exige precisar el tipo de várices a incluir, para limitar su aplicación a la menor cantidad de casos posibles.

En este sentido, el especialista en derecho laboral y docente Alberto Charzman Birembaum indicó que “hasta ahora lo que hay es un acta acuerdo firmada en el Ministerio de Trabajo, pero es necesaria la modificación del decreto reglamentario de la LRT y su publicación” para que tenga validez. Por ello afirmó que si la reglamentación no es clara, podrá haber tantos requisitos para el pago de algunas enfermedades que se convertirá en “un laberinto” que seguramente desembocará en la necesidad de hacer un juicio laboral para sea el juez quien determine la existencia de la patología, el porcentaje de incapacidad, la relación de la enfermedad con el trabajo y el monto a ser indemnizado.

Marcelo Aquino, socio del estudio Aquino-Báez, se mostró preocupado por las demoras que existen a la hora de definir o consensuar en el ámbito del Comité Consultivo Permanente la aprobación del listado de nuevas enfermedades profesionales. Pablo Serazin, gerente comercial de SMG Aseguradora de Riesgos del Trabajo SA, indicó que “todos sabemos que el decreto reglamentario de la Ley 26.773 de Riesgos del Trabajo aún no se firmó, pero sabemos que están trabajando y tras su publicación se pondrá mayor claridad a un montón de puntos en donde hay controversias y dudas sobre cómo vamos a llevar adelante el nuevo marco normativo”.