Desde Asitur Focus se ha analizado la relación existente entre las condiciones meteorológicas y las diversas tipologías de siniestros en el ramo de Hogar, detectándose en esos tres últimos meses este periodo una disminución del 20% en el número de siniestros de daños eléctricos y del 30,5% en daños extensivos (siniestros producidos por lluvia, nieve, granizo y viento) comparándolo con la siniestralidad media de los mismos meses durante los últimos tres años. 

“Conociendo esta  relación directa entre las condiciones meteorológicas (bien la falta o el exceso de lluvias, periodos de calor extremo, vientos fuertes, etc.),  y la siniestralidad en el ramo de hogar, el sector tiene por delante el reto de aprovechar las innovaciones tecnológicas, principalmente el Big Data y la Inteligencia Artificial, para establecer modelos predictivos que permitan a los asegurados anticiparse y tomar las precauciones necesarias que ayuden a minimizar los siniestros provocados por fenómenos meteorológicos”, afirman desde el Observatorio de Siniestros de Asitur.

COMPARTIR