Cuando una aseguradora toma la decisión de expandirse a nuevos estados debe tener en cuenta que el salto geográfico puede tener impactos tanto en su desempeño operativo como en su perfil comercial, afirma el último informe de A.M. Best. El desempeño operativo puede verse afectado por cambios en las ganancias, así como en la suscripción, pero también por la volatilidad. La agencia también evalúa cómo la concentración geográfica repercute en el perfil comercial.

El informe, titulado ‘Geographic Expansion Offers Both Risk and Rewards’ (La expansión geográfica ofrece tanto riesgos como recompensas), analiza y compara el desempeño de las aseguradoras que operan dentro de un mismo estado con las compañías que producen negocios en un ámbito geográfico más amplio, incluyendo a los suscriptores nacionales. "Mientras que, en comparación, la mediana de superávit de los aseguradores de un solo estado es menos de un tercio de los grandes aseguradores regionales, estos aseguradores de un solo estado generan un ROE que está dentro de un punto medio generado por los grandes aseguradores regionales", indica la agencia.

Además, los grandes suscritores de un solo estado tienen un conocimiento experto de sus mercados, relaciones bien arraigadas con sus asegurados, así como canales de distribución ya establecidos. Por el contrario, los suscriptores nacionales tienden a competir en economías de escala, aprovechando su tecnología y sus canales de distribución y son capaces de aprovechar una amplia gama de ofertas de productos y eficiencias de gastos.

Las pequeñas manejan los riesgos y las grandes tienen mayor flexibilidad

El informe también señala que las aseguradoras de un solo estado y las pequeñas aseguradoras regionales son más volátiles que las más grandes: "Pueden verse desproporcionadamente afectadas por los riesgos regulatorios, legislativos, catastróficos, competitivos, judiciales y económicos que se producen en sus estados y sus opciones para manejar el ciclo son limitadas", se indica

Sin embargo, añade el informe, estas aseguradoras pueden compensar el riesgo de concentración en un área limitada "utilizando ventajas competitivas defendibles y sostenibles", algunas de las cuales incluyen: control sobre la distribución; acceso a múltiples canales de distribución para evitar la concentración; una estructura de bajo coste; uso efectivo y apalancamiento de la tecnología; servicio superior y fuerte reconocimiento de franquicias. También puede ser beneficioso tener un mercado cautivo de asegurados y experiencia en la suscripción de un libro de negocios en particular, matiza la agencia.

Por otro lado, se pone de relieve que la diversificación geográfica permite una mayor flexibilidad. "Tener múltiples compañía operativas en múltiples estados lo que ayuda a una mayor flexibilidad de tarifas y permite a las compañías limitar los negocios en un estado específico cuando el clima es desfavorable; los suscriptores de un solo estado, por otro lado, deben sobrellevar la tormenta", recuerda A.M. Best.