En 2002, la antigüedad media rondaba los 7,6 años. En 2013, el parque cumplió los 10,9 años. Respecto a 2014, el aumento del pasado año ha sido de 0,3 puntos.

Estos parámetros posicionan al parque automovilístico español como uno de los más anticuados de Europa, por encima de los principales mercados de vehículos del continente: Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Según los datos de la patronal europea de fabricantes de vehículos Acea, solo el 35% de los automóviles que circulan por Alemania y Reino Unido tienen más de 10 años. Los más viejos en Francia representan el 45% del parque, mientras que en Italia, los mayores de una década son la mitad de los que circulan. En España, estas antiguallas representan más del 55% del parque automovilístico total.

Extremadura y Ceuta, las más envejecidas

Anfac advierte de que el parque circulante de mayor antigüedad es el de Extremadura, donde se alcanzan los 13,4 años de media. Ceuta, Melilla (13,2 años) y Canarias (13 años) también superan esta barrera de antigüedad en sus coches.

En el otro extremo se encuentra el parque madrileño, cuya antigüedad media queda en 10,1 años. La siguiente en juventud de su parque móvil es Cataluña (11,2 años).

.