La entidad estableció un periodo de seis meses a las aseguradoras para que eliminen los requisitos de edad en los productos que comercializan, dado que es una cláusula discriminatoria. La directriz de la Sugese, de acatamiento obligatorio, se hizo a partir de una sentencia de la Sala IV –dictada el 28 de junio anterior– que condenó a una compañía privada de seguros por rescindir el contrato con un cliente porque este cumplió los 65 años, informa ‘La Nación’.

“Ningún beneficiario de un seguro podrá ser excluido de ningún tipo de cobertura de seguros personales, por el mero hecho de que haya alcanzado una determinada edad”, enfatiza la nueva normativa de la Superintendencia. Asimismo, las compañías deberán realizar un análisis de riesgo e historiales de salud, estadísticos y actuariales de las personas.
Silvia Canales enfatizó que a partir de ahora las aseguradoras no podrán establecer ninguna medida discriminatoria contra usuarios. “Cada empresa deberá entregarnos las notas técnicas en las justificaciones de los cambios que aplicarán a sus productos”, dijo. En Costa Rica, los seguros de gastos médicos y de vida son los más utilizados por las personas mayores según confirmaron empresas que comercializan seguros, tras una consulta realizada por el diario 'La Nación'.

“Lo mejor es tomar pólizas a edades tempranas porque así las aseguradoras tendrán un historial. El problema es tomar la póliza en edad avanzada porque el precio sube”, explicó Antonio Barzuna, presidente de AVANTO CORREDURÍA DE SEGUROS.

El resultado de la nueva directriz impulsada por la Sugese será un aumento en el costo de las primas, según afirmaron algunas compañías aseguradoras consultadas por el diario. “Cada riesgo tiene su valoración y su costo. Obviamente a mayor riesgo la prima puede subir”, enfatizó Silvia Pardo, jefa de Proceso Técnico de Suscripción de la Dirección de Operaciones del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Para Sergio Ruiz, gerente general de ASSA COMPAÑÍA DE SEGUROS, ampliar los servicios a este grupo de personas también significaría una menor cobertura en las pólizas. Por su parte, Richard Loew, gerente general de la aseguradora de BMI COMPANIES, explicó que a una persona no se le vende un producto si tiene un riesgo alto, independientemente de la edad del solicitante.