El directivo explica que el estado general del mercado reasegurador se está convirtiendo cada vez más en una preocupación, ya que algunos actores de la industria están operando por debajo del coste del capital. “Esto genera incertidumbre preocupación para la industria aseguradora en su conjunto, no solo para el reaseguro”, añade.  Por ello, ve poco probable que el sector del reaseguro sea capaz de confiar en las reservas y, por lo tanto, tiene que pensar en su capacidad comercial y la forma de posicionarse en el mercado. “Creo que un tema que cobra importancia es la diversificación de la cartera”, apunta.

Beer quiere destacar que no está preocupado sobre el estado general del mercado de reaseguros, sino que es algo que tiene que ver con cómo se están comprando las coberturas, así como su base de capital, el balance y las ganancias.