El departamento recuerda que circular a una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico y apunta que cada año más de 300 personas mueren en las carreteras en accidentes en los que la velocidad fue un factor concurrente.

“La campaña se desarrolla para recordar a los conductores la importancia de respetar los límites de velocidad y para comprobar que se cumplen los límites establecidos”, indica Gregorio Serrano, director del organismo. Además, destaca la importancia que tiene la seguridad vial en las ciudades, “lo que nos ha llevado a invitar a los ayuntamientos y a las comunidades que tienen transferidas las competencias de tráfico a sumarse a la misma, de modo que el mensaje a transmitir, independientemente de la administración que gestione la circulación, es que los límites de velocidad siempre se deben respetar, más aún cuando muchas ciudades cuentan con vías en la que los diferentes actores comparten espacio (coches, motos, bicis,…)”.

En el último estudio de medición de la velocidad realizado por la DGT, los indicadores obtenidos describen que las vías convencionales limitadas a 90 km/h son las carreteras donde más se incumplen los límites de velocidad: cuatro de cada diez conductores circulan a velocidad superior a la permitida, un 25% superan la velocidad en más de 10 km/h y un 12%  en más de 20 km/h. En el caso de las vías limitadas a 100 km/h, el porcentaje de vehículos que superan la velocidad establecida es algo menor.