La DGSFP ha detectado, según informa Expansión, que en las inspecciones realizadas a las gestoras de planes de pensiones, cuando reciben una orden de traspaso por parte del titular de un plan, algunas gestoras no movilizan el importe total del producto a la nueva gestora elegida, ya que retienen las aportaciones realizadas durante las ocho últimas semanas. Las gestoras efectúan después un segundo traspaso con el patrimonio retenido cuando termina el plazo durante el que, con carácter general, se puede solicitar la devolución de un pago en los términos que marca la Ley de Pagos.

Con esta medida añade la información "las gestoras evitan soportar como gasto la devolución de las aportaciones" que podría efectuar el partícipe tras haberse materializado la movilización total del ahorro al nuevo plan elegido. Asimismo, desde la autoridad apuntan que " los partícipes no tienen la obligación de soportar las cautelas, que ante los supuestos (generales) de devolución de operaciones de pago autorizadas, adoptan las entidades gestoras".

Solicitar medidas oportunas y cumplir plazos

El supervisor pone de relieve que "la devolución de las aportaciones a un plan de pensiones es improcedente" ya que solo se puede recuperar el ahorro colocado en estos productos en los casos de paro de larga duración del titular o enfermedad grave. "Para no verse perjudicadas en su operativa, las gestoras deberán adoptar las medidas oportunas, como solicitar la asistencia al Banco de España, organismo al que corresponde el control e inspección de las entidades de pago (...) pero, en ningún caso, podrán retener la movilización" de patrimonio.

La norma establece un plazo máximo de cinco días hábiles biles para realizar el traspaso del patrimonio de un plan de pensiones individual entre distintas gestoras. El tiempo marcado se reduce a tres días si la movilización se realiza entre productos de la misma entidad. Es más, el plazo es de 20 días hábiles de máximo para el traspaso de un plan de pensiones de empleo, aunque en algunos casos puede llegar a los 30 días. “El incumplimiento de las normas de movilización está tipifica do como infracción” que será grave si es reiterado y leve si es ocasional", recuerda el supervisor.

COMPARTIR