Las guías que emite la autoridad europea tienen como objeto garantizar una protección uniforme, eficaz y efectiva a los tomadores de seguros dentro de la Unión Europea. En particular, estas directrices sobre supervisión de sucursales tienen por finalidad “garantizar, como mínimo, el mismo nivel de protección de los tomadores de una sucursal de una empresa de seguros (la «sucursal») que el nivel que disfrutan en sus relaciones con una aseguradora situada en la UE, bien en el Estado miembro de origen, bien a través de una sucursal”, se detalla en la resolución.

La DGSFP acuerda “hacer suyas” esas directrices, que por tanto serán aplicables a la supervisión de las sucursales en España de entidades aseguradoras y reaseguradoras de terceros países, y da publicidad a las mismas mediante su publicación en la web del órgano de control.