Según publica 'Expansión', es la primera vez que un supervisor financiero inaugura un servicio de atención al público en su sede, ya que ni el Banco de España ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cuentan con ello. Las consultas ante este departamento deben ser sencillas ya que si son complejas tendrán que presentarse por escrito, según las normas establecidas por la DGSFP.