Hasta ahora, el sector asegurador ha contribuido con más de 110 millones de euros en el capital y deuda emitida por la Sareb, que acaba de completar la primera fase de incorporación de accionistas. ASISA ha sido la última compañía aseguradora que ha confirmado su entrada en el capital del banco, comprometiéndose a destinar 3 millones de euros.

Se une así a MAPFRE, que aportará 50 millones (y cuya aportación accionarial en el banco malo es del 1,40%), MUTUA MADRILEÑA (30 millones, 0,84%), CATALANA OCCIDENTE (15 millones, 0,42%), AXA (10 millones, 0,28%) y MUTUA PELAYO (3 millones, 0,10%). Otras compañías como AVIVA, o los rumores también sobre la posible participación de CASER, aún están en el aire.

El sector asegurador suma, hasta el momento, un 3,11% de la deuda subordinada, sumándose al 52,46% de los bancos y el 44,43% del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). De este modo, la Sareb cerró el pasado viernes la primera fase con 3.818 millones en recursos propios, siendo un 25% en capital y el 75% restante en emisión de deuda subordinada.

COMPARTIR