Asimismo, afirmó que el fraude sigue creciendo, confirmando la tendencia de los últimos años, puesto que en 2012 se contabilizaron 146.792 casos, un 12% más que el año anterior. Además, hizo hincapié en el incremento del 20% en el fraude de baja cuantía (menos de 500 euros), el crecimiento de la preocupación de las entidades por la “ruptura del nexo casual” -sobre todo en Autos- y la progresiva consolidación en la utilización de Internet y las redes sociales en la detección del fraude. Por otro lado, destacó el interés mostrado por las entidades del sector. Así, especificó que este año han participado en el concurso 24 aseguradoras, una más que el año anterior. Estas entidades presentaron un total 195 casos (107 de Autos, 67 de Diversos y 21 de Personales), que tras varias cribas se quedaron en los 42 casos que valoró el tribunal calificador.

INVERSIÓN PARA REDUCIR EL FRAUDE

A continuación, Marta Rodríguez Varona, directora del Área de Formación de ICEA, ahondó en las estadísticas elaboradas a partir de los datos facilitados por las 29 aseguradoras que han colaborado en esta edición. Estas entidades suponen el 33,1% del total de las primas del seguro directo y el 47,5% del negocio No Vida. Remarcó que el importe reclamado fue de 563,1 millones, de los que tan solo que pagaron 151,9 millones. Se evitó el pago fraudulento de 411,1 millones, es decir, un 73% de ahorro (69,9% en 2011). Para ello, las aseguradoras invirtieron 9,5 millones, lo que supuso una disminución en el rendimiento de la investigación, que fue de 43 euros por cada euro invertido (46 euros en 2011 y 52 euros en 2010).

Además, explicó que los importes medios de fraude evitado se mantuvieron en línea con los años anteriores, situándose en 2.398 euros en Autos (2.444 euros en 2011), 2.795 euros en Diversos (2.600 euros en 2011), 9.966 euros en Personales (9.573 euros en 2010) y 16.680 euros en Otros (17.676 euros en 2010). Asimismo, subrayó que mientras que el número de casos de importes por menos de 500 euros aumentó un 19,8% respecto a 2010, la cifra de reclamaciones por importes superiores a dicha cuantía creció un 9,3%. En cuanto a la principal tipología de fraude, apuntó que la ocultación de daños o preexistencia fue la causa más frecuente en Autos (34% de los casos) y Personales (36% de las reclamaciones), mientras que en Diversos sobresalió el siniestro simulado (31% de los casos).

Tras repasar estas magnitudes, expuso los 'Mejores casos' de la presente edición. En la categoría de Autos, el primer premio recayó en PELAYO, por una trama de siniestros que se servía de la falsificación de partes y pólizas. El segundo premio lo recibió MAPFRE FAMILIAR, por un caso referente al robo de un tractor de alta gama. Y VERTI logró el tercer premio por un falso siniestro de un piloto de motos aficionado. En Diversos, RC y otros ramos, el máximo galardón fue a parar a CESCE, al descubrir un caso del conocido como 'timo del nazareno', en el que el timador se gana la confianza de un proveedor haciendo pequeños pedidos para luego desaparecer tras el impago de un pedido mayor. ZURICH obtuvo el segundo premio, al detectar el fraude en un incendio provocado en una nave con el fin de construir viviendas. Y el tercer premio fue para MAPFRE FAMILIAR, por un caso de muerte y lesiones en un accidente con un elevador. Ya en Personales, FIATC consiguió el primer premio, por una trama de lesiones simuladas y muy similares, todas ellas vinculadas a varias personas con los mismos apellidos y/o domicilio, es decir, de una misma familia. El segundo premio fue recibido por MAPFRE FAMILIAR, en un caso de suplantación de identidad entre madre e hija en un seguro de Salud con el fin de cubrir una operación grave de columna. Y REALE recibió el tercer premio por un fraude en un siniestro con amputación de un dedo.

Además, se entregaron 21 premios de 'Méritos profesionales' (tramitador, perito, abogado, médico, detective y técnico de investigación) y 18 premios al 'Reconocimiento de participación' (ver aquí la relación íntegra de entidades premiadas). Los encargados de entregar los premios fueron los miembros del tribunal calificador del concurso, compuesto por el propio José Antonio Sánchez; Mirenchu del Valle, secretaria general de UNESPA; Fernando Muñoz, presidente de la Asociación Nacional de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (APCAS); Alejandro Rodríguez, miembro de la Policía Judicial; y Ángel José Gerpe Pérez, inspector del Área de Seguros Generales de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. En la entrega de galardones, Marta Rodríguez Varona sustituyó a Julián Sánchez Melgar, magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo y miembro del tribunal calificador, que no pudo concurrir al acto.