El resultado de la cuenta no técnica de las aseguradoras se situó, en el primer trimestre del ejercicio, en el 6,74% de las primas imputadas de negocio retenido, en comparación con el 9,79% alcanzado en marzo de 2008, según las estadísticas de ICEA. Con un negocio retenido de 13.861 millones, la cuenta no técnica se traduce en un beneficio neto de 934,23 millones en este primer trimestre, cifra un 28% inferior a las ganancias de 1.300 millones acumuladas hasta marzo del año anterior.

De igual manera, el resultado de la cuenta técnica pasa desde el 9,91% del negocio retenido en marzo del pasado ejercicio, hasta el 7,38% al finalizar el primer trimestre de 2009.

Rendimiento negativo en los Multirriesgos

La evolución de los resultados del sector en estos tres primeros meses del año viene muy marcada por las cuentas del seguro No Vida, y en particular por la rentabilidad negativa que registran los seguros Multirriesgos. Mientras el resultado de la cuenta técnica en Vida se mantiene en niveles similares a los de hace un año, e incluso aumenta (pasa del 0,29% de las provisiones, hasta el 0,31% a finales de marzo), se observa un retroceso de cinco puntos en la cuenta técnica en No Vida, que queda en el 9,11% de las primas imputadas de negocio retenido, por el 14,2% de un año antes.

Dos datos destacan particularmente de las estadísticas de ICEA: por una parte, la tasa de siniestralidad de los seguros No Vida ha subido en casi ocho puntos, para elevarse hasta el 76,88% de las primas imputadas de negocios directo y aceptado; por otra parte, el resultado de la cuenta técnica baja en todos los principales ramos de No Vida, y es negativa en Multirriesgos. Estos seguros, que en marzo de 2008 lograban un rendimiento de casi el 12% de las primas, un año después presentan un resultado negativo del 1,27%. Sin duda, la siniestralidad por la Tempestad Ciclónica Atípica de finales de enero se ha dejado sentir en las cuentas de estos productos.