Así explica Enrique Porres, consejero delegado de ASISA, las metas que la aseguradora se fija para el futuro más próximo. “Por un lado, estamos profundizando en la segmentación de clientes a través del diseño de una gama de productos que se adapta a distintas necesidades. Por otro, estamos avanzando considerablemente en la captación de clientes de empresas, un mercado en crecimiento”, detalla.

En entrevista en el último número de la revista 'Dinero y Salud', destaca que los recortes que se están produciendo en la sanidad pública pueden generar un interés por contratar un seguro de Salud por parte de personas que hasta ahora veían cumplidas sus necesidades o expectativas a través del sistema público. “Sin embargo, la situación de los hogares, con un elevado volumen de paro y el aumento de algunos impuestos, dibuja un escenario en el que no es fácil contratar un seguro de Salud”, advierte.

Reconoce, en este sentido, que “la situación económica nos ha obligado a adaptar el contenido de cada producto a las necesidades de cada tipo de clientes y a su capacidad económica. La clave es disponer de una oferta que se adapte a lo que pueden contratar. No se trata solo de una cuestión de precios, sino, sobre todo, del valor añadido en los productos y de la calidad de la asistencia que recibirán”.

Destaca, finalmente, que “la crisis ha mostrado que el cambio de modelo de crecimiento es inevitable y nos ha obligado a ser más creativos, proactivos y responsables que nunca”.

COMPARTIR