“Si el dinero circulante no repunta -reconoce hoy en entrevista en Cinco Días- y si el PIB nominal del área euro empieza a contraerse este año, el BCE tendrá que preguntarse qué hacer. Rebajar los tipos no es suficiente. Una opción podría ser comprar todos los bonos soberanos del área euro. Para bajar el tipo de interés medio, que está entre el 3%-3,5% a diez años, una cifra que no es normal en recesión”. Detalla, al respecto, que si la institución europea cree que hay un riesgo de deflación (o inflación por debajo del 1%), “entonces debería comprar hasta 750.000 millones de bonos”.

Cuestionado sobre la mejoría del sector financiero a corto plazo, “no soy muy optimista”. Comenta que “hay algunos pasos importantes que dar antes de que alcancemos una situación más estable. Y la más importante es implementar una unión bancaria. La crisis bancaria española ha convencido a los Gobiernos de que es necesario quitar la supervisión a las autoridades nacionales”. Esta supervisión transfronteriza no puede recaer, en su opinión, en el BCE: “Lo ideal sería que fuera un organismo cercano al BCE, usando sus conocimientos. Tendrá que ser gestionado a nivel supranacional con coordinación, por supuesto, con las autoridades nacionales. Así que si la pregunta es si el panorama mejorará, la respuesta es no. Habrá incertidumbre sobre estas negociaciones, de supervisión. Mientras duren, los mercados creerán que las aguas no son seguras”.

SOCIÉTÉ GÉNÉRALE Y AXA COMPLETAN SU PRIMERA FINANCIACIÓN DE EMPRESAS PRIVADAS EN FRANCIA

Société Générale y AXA anunciaron ayer la firma de su primera colocación de financiación privada, en este caso para la empresa Sonepar, en el marco de la cooperación entre el banco y la aseguradora. Sonepar es una compañía independiente, de propiedad familiar, líder mundial en el mercado de distribución de negocios de productos eléctricos y soluciones relacionadas. Es la primera empresa francesa en beneficiarse de este nuevo tipo de financiación.

COMPARTIR