Aunque se han observado mejoras en el proyecto revisado, Insurance Europe expresa su preocupación por la atribución de beneficios a los establecimientos permanentes (PEs, por sus siglas en inglés), ya que, para algunos modelos de negocio de seguros, los PEs serían reconocidos a efectos fiscales, pero no reglamentarios. Esto representaría una carga de cumplimiento desproporcionada para los aseguradores, así como para las autoridades fiscales.

La federación europea reitera que solo la presencia de funciones clave de toma de riesgos empresariales (KERT, por sus siglas en inglés) en una jurisdicción debería crear un PE a efectos fiscales y ser relevante para la atribución de beneficios. Asimismo, añade que una definición de PE ampliada para incluir a los intermediarios daría lugar a la creación de un número potencialmente elevado de PEs de seguros a los que se les atribuiría un beneficio adicional nulo o mínimo.

Insurance Europe advierte de que la creación de muchos de estos PEs con beneficios nulos o mínimos atribuidos crearía una carga administrativa totalmente innecesaria para los aseguradores y las autoridades fiscales. Por lo tanto, cree "firmemente que la guía final de la OCDE debe incluir una recomendación explícita de que las jurisdicciones deberían, en estas circunstancias, contar con medios convenientes desde el punto de vista administrativo para recaudar la cantidad apropiada de impuestos a fin de reducir la carga de cumplimiento tanto para las autoridades fiscales como para las empresas".

COMPARTIR