El informe, presentado ayer en Londres, afirma que una de las consecuencias más importantes de las catástrofes naturales es la pobreza, especialmente en los países en vías de desarrollo. Sin embargo, la colaboración conjunta puede paliar enormemente sus graves consecuencias.

UN ADECUADO MARCO REGULATORIO Y ECONÓMICO

Nikolaus von Bomhard, presidente de la Asociación de Génova y del Consejo de Administración de MUNICH RE, manifiesta que “los mecanismos del mercado están funcionando de manera adecuada para crear y crecer en las prácticas aseguradoras en los países en desarrollo. Sin embargo, sin el adecuado marco regulatorio y económico las soluciones aseguradoras pueden reducir su potencial para reducir los impactos de los desastres”. Añade que es importante que Gobierno y aseguradoras trabajen juntos, porque “tienen los medios y la capacidad para aprovechar todo el potencial para aumentar la protección de las personas, la economía y reducir así los impactos”.

El informe incide en que el importante y rápido crecimiento de la población en los últimos 100 años ha provocado que las zonas urbanas se expandan de manera masiva, concentrando así la actividad económica. Mientras que ha aumentado también el riesgo sobre las propiedades y las infraestructuras, por el contrario la gestión de los riesgos no ha crecido en igual medida. El estudio asegura además que el cambio climático también influirá en el aumento de la frecuencia y la importancia de las catástrofes naturales.

LECCIONES

Otros de los puntos que trata el informe es la importancia del mundo del seguro a la hora de reducir la concentración de los riesgos. Se remarca que las compañías aseguradoras de manera rápida y eficaz inyectan liquidez en las economías más afectadas. En este sentido la colaboración con los Gobiernos ante la inminente necesidad de poner soluciones rápidas es fundamental.

El informe se señala la importancia que tienen los consorcios de seguros de los gobiernos, aunque no deben socavar al resto de seguros. Junto a esto se indica que los costes de las pólizas de seguros deben reflejar de manera correcta el precio de lo que se asegura.

El vicepresidente de Riesgos Climáticos de la Asociación de Ginebra y presidente de AXIS CAPITAL, Michael Butt, manifiesta que es necesario aprender de los desastres que ocurren. Asegura que “una política fuerte en el uso de la tierra, los códigos de construcción y unos buenos planes de recuperación permitirán una reconstrucción rápida”.