Se confirma en este primer semestre del año la tendencia creciente que la suscripción del seguro agrario viene mostrando desde 2015. Según los datos de AGROSEGURO se ha registrado un crecimiento del 3,5% en primas con respecto al mismo periodo del año anterior –hasta ahora el de mayor contratación–, hasta alcanzar un volumen de 430,91 millones de euros.

Durante este periodo se han suscrito 271.680 pólizas que dan cobertura a una superficie de 3,63 millones de hectáreas (un 23,55% más que en el mismo periodo de 2017) y a una producción de 22,48 millones de toneladas (un 8,15% más que el ejercicio anterior), con un capital asegurado de 7.712 millones de euros (un 7,15% más). Estas cifras sitúan a los primeros seis meses de 2018 como los mejores de los últimos ocho ejercicios en producción y capital asegurado.

Por otro lado, tal y como revela AGROSEGURO, las líneas de seguros que más crecen son algunas de las que mayor volumen de negocio aportan al sistema. Así, llama la atención especialmente la de los cítricos (cuyo periodo de contratación permanece aún abierto), con un aumento en primas de casi un 29%; los cultivos herbáceos extensivos, con un 15,15% de incremento; el caqui, con un 3,6% más; o los seguros de retirada y destrucción de animales muertos en la explotación con un aumento del 3,46%.