El aumento vendrá impulsado principalmente por los segmentos residencial y comercial, mientras que el crecimiento en el segmento de construcción pública e ingeniería civil será más moderado.

El trabajo de la aseguradora destaca que los márgenes de beneficio se mantuvieron estables en 2016 y se espera que permanezcan en 2017. La experiencia de pago en España ha sido buena en los últimos dos años, y ha habido un bajo número de incumplimientos. "Esto se debe principalmente a que las empresas financieramente más débiles abandonaron el mercado durante la recesión. Se prevé que las insolvencias en la construcción en España se estabilizarán o incluso disminuirán ligeramente en 2017, después de importantes reducciones en 2015 y 2016", se concluye.