En un comunicado recogido por ‘El Sol de México’, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) indicó que las grandes modificaciones van desde "brindar mayor seguridad a los recursos de los trabajadores, la diversificación de las carteras con operaciones de tipo ‘swaptions’, e incluso la posibilidad de invertir en fibras.

Los cambios autorizados son para ampliar las herramientas financieras de cobertura en el Sistema de Ahorro para el Retiro, para lo cual se permitirán operaciones derivadas tipo ‘swaptions’, que incluyen opciones sobre swaps, opciones sobre futuros y opciones sobre forwards, así como futuros sobre ‘swaps’, las cuales brindarán valor de la inversión durante periodos de volatilidad, es decir ante variaciones en tipo de cambio, tasas de interés, bolsas de valores, entre otros.

"Así, una vez que la regulación del banco central en esta materia esté publicada y que las Administradoras hayan satisfecho las normas prudenciales que les son requeridas, estas herramientas contribuirán a mejorar la administración de riesgos y facilitarán mantener inversiones a largo plazo", estimó.

Por otro lado, en el caso de los instrumentos de deuda -explicó-, cuya fuente de pago proviene de un activo real, "estas inversiones tendrán una importancia creciente en México, puesto que son un vehículo eficaz y rápido para canalizar inversiones a proyectos productivos, a la vez que a los recursos pensionarios les permite participar en el financiamiento de proyectos de largo plazo".