A partir del análisis del estudio ‘Estado Económico-Financiero de las Corredurías Españolas’, que IMAF publica junto a INESE, Betés explica que los grandes brókeres son los que “se han defendido mejor” de la crisis, mientras que “los de menos de 100.000 euros han tenido un descenso del 40% en sus comisiones y sus resultados se han reducido en un 70%”.

Cuidado de los costes y búsqueda de nuevas formas de comercialización

En esta entrevista, en la que anima a cuidar los costes, “aun a fuerza de grandes sacrificios, muy difíciles en organizaciones muy pequeñas y personalizadas”, y a buscar nuevas formas de comercialización, Betés cree que la concentración  no es que se vaya a producir, es que ya es una realidad: “Se está produciendo a pasos agigantados, pero no la vemos, porque el número total de corredurías permanece.  Pero si medimos el porcentaje de negocio en poder de las primeras 500 corredurías (aproximadamente el 10% del total) vemos que se incrementa año a año y que ya controlan más del 90% del negocio total distribuido por corredores”.