Cabe recordar, que la intención del Gobierno es que haya una comisión fija y una comisión variable, que sea una proporción del rendimiento anual obtenido por el plan de pensiones.

Tal y como se concluye en el informe de Inverco, la comisión media de gestión en los fondos de pensiones, con datos del año 2012, fue del 0,80%, mientras que en los fondos de inversión fue superior (0,94%). La asociación remarca que los primeros tiene una menor comisión media pese a que la ponderación de la renta variable en su cartera es mayor (17,1%, frente al 10,4% de los fondos de inversión) y a que el coste de gestión y de administración es “mucho mayor” que en fondos de inversión, “ya que el patrimonio medio por partícipe es muy inferior (casi cuatro veces menor, 6.000 euros frente a 24.000), su captación es más onerosa, porque existen unos límites anuales a las aportaciones, y porque es un producto ilíquido hasta la jubilación, lo que supone una dificultad añadida para la comercialización”.

Además, Inverco destaca que la comisión media de gestión en los fondos de pensiones ha disminuido un 27% desde 2008 (desde el 1,10% hasta el 0,80%). “Además, solo en 2012 descendió del 0,90% al 0,80%, a pesar de que aumentó significativamente la ponderación de renta variable en cartera (del 11,2% en 2011 al 17,2% en 2012)”.

Respecto a las rentabilidades, la asociación defiende que “han sido claramente superiores a las de los fondos de inversión en todos los plazos”, y ello a pesar de que las comisiones y gastos de estos últimos son muy inferiores a las de los fondos de inversión extranjeros.

CONSIDERACIONES SOBRE EL SISTEMA INDIVIDUAL

En su trabajo, Inverco también realiza una serie de consideraciones sobre las particularidades sobre los planes de pensiones individuales, entre otras que es “lógico” que exista una diferencia en las comisiones aplicadas entre el sistema Individual y el de Empleo, dado el distinto esfuerzo que hacen las gestoras en la comercialización y en el mantenimiento de los partícipes y por el mecanismo de movilizaciones/traspasos que no se produce en los planes de Empleo.

Por otro lado, se explica que “los gastos soportados por los partícipes no solo tienen en cuenta los costes de la gestión, sino también de distribución y de administración y envío de información a partícipes y beneficiarios. Al no permitir la legislación el cobro, por las entidades gestoras, de comisiones de suscripción ni de gastos de comercialización, la remuneración de las redes de distribución se realiza a través de retrocesiones de comisiones de gestión. No es este el caso de otros productos de previsión social complementaria, en los que las comisiones y gastos no son explícitos y la retribución a los distribuidores puede hacerse incluso a través de comisiones up-front”.

Además, se destaca la “reducción sustantiva” en las comisiones de gestión de los planes
Garantizados (del 1,36% en 2007 al 1,15% actual, es decir un 16% de reducción). “Esta comisión de gestión actual del 1,15% es muy inferior a los costes no explícitos de cualquier otro producto de previsión social complementaria”, se valora.

Finalmente, respecto a la aplicación de comisiones sobre resultados (‘performance fee’), Inverco indica que “el esquema de comisiones español no difiere del de los países de nuestro entorno, y supera al de los países anglosajones, en los que se concentra más del 52% del sector a nivel mundial”.